Nuestros clientes

Son empresas familiares que quieren afianzar su futuro sin asumir riesgos innecesarios.

Familias que habitualmente se encuentran entre la 2ª y 4ª generación y aceptan que para ser familia empresaria se requiere aprender y desarrollar habilidades adicionales a las que tienen las familias comunes.

Grupos familiares que desean trabajar exclusivamente con consultores senior.

Familias que, cuando lo creen necesario, solicitan a los consultores que se involucren en la puesta en práctica de las recomendaciones recibidas.

Habitualmente son empresas cuya cifra de facturación se sitúa entre los 20 y los 100 millones de euros, pero que en algunos casos superan los 2.500 millones de euros. Trabajamos también con empresas de dimensión más reducida.

Por razones de confidencialidad no podemos publicar los nombres de nuestros clientes.

AnteriorArribaContactarImprimirHome